All Natural

Número 0
Tema: Ingeniería Genética

¿Quienes somos?


<< Volver a inicio

- Alimentos transgénicos
- Uso de alimentos transgénicos
- Riesgos para la salud
- Experimentación con animales
- Cuestiones de opinión
- Problemas económicos
- Mitos sobre la ingenieria genética

6. Reflexiones bioéticas

7. Derechos del consumidor: Etiquetado

8. Legislación

Reflexiones bioéticas

Bioética
El término Bioética (1) fue utilizado por primera vez por V.R.Potter en 1970. Se pretendía referir con este término a los problemas que el gran desarrollo de la tecnología planteaba a un mundo en plena crisis de valores. Se instaba así a superar el actual distanciamiento entre la Ciencia y la Tecnología por una parte y las Humanidades por otra. Esta fisura hunde sus raíces en la asimetría existente entre el enorme desarrollo tecnológico actual que otorga al hombre el poder de manipular al ser humano y alterar el medio, y la ausencia de un aumento correspondiente de su sentido de responsabilidad, por lo que habría de obligarse a sí mismo a orientársete nuevo poder en beneficio de su propia especie y de su entorno natural.

La Bioética (2) surge, por tanto, como un intento de establecer un puente entre Ciencias Experimentales y Humanidades. De ella se espera una formulación de principios que permita afrontar con responsabilidad, también a nivel global, las posibilidades enormes, impensables hace tan sólo unos años que nos ofrece actualmente la tecnología.

El desarrollo de la Biotecnología (3) ha ido acompañado de un importante debate, en la mayoría de los países occidentales, ya que las posibilidades de la nueva genética generan una manifiesta ambivalencia: por un lado se considera el origen de importantes beneficios y, por otro, son el punto de partida de nuevas posibilidades de abuso.

En definitiva lo que se está poniendo en discusión es si todo aquello que la ciencia puede hacer es lícito o por el contrario hay que establecer límites para el desarrollo de algunos de estos aspectos científicos. En la actualidad este debate es especialmente importante dadas las enormes posibilidades que se abren de intervenir en los más íntimos procesos vitales de la mayor parte de los seres vivos y la capacidad que tiene la ciencia de provocar cambios en la composición y los flujos de materia y energía de los ecosistemas con las técnicas de manipulación genética.

La Bioética actualmente no tiene una unidad doctrinal ya que existen diversas versiones de ésta según los principios que se adopten: "bioética racional", "bioética religiosa", "bioética laica"…

La Bioética no es sencillamente ética, ya que muchas de las cuestiones que la ocupan son estrictamente políticas (como las que tienen que ver con la planificación y el control de la natalidad), económicas (apropiación de patentes biológicas por las multinacionales, es decir apropiarse por parte de algunas empresas de organismos completos con la excusa de que su genoma ha sido secuenciado por técnicos de la misma, por lo que tanto su genoma como su alteración pasan a ser propiedad de la empresa citada), ecológicas (destrucción masiva de especies de la biosfera, destrucción cuyo riesgo se multiplica con la selección de variedades de una especie determinada para los cultivos o la ganadería, es decir con la agricultura y la ganadería intensiva) o biológicas (como la clonación).

La manipulación genética (4) puede afectar a la humanidad no sólo porque haya la posibilidad de que exista una manipulación directa sobre su genoma sino también por la transformación genética de especies vegetales o animales fundamentales para su supervivencia o mediante la liberación irresponsable en el medio ambiente de microorganismos mutados genéticamente.

Todo este panorama es complejo y requiere una urgente reflexión bioética que sirva como faro para la elaboración de normas que encaucen toda actividad hacia el objetivo supremo del bien común. Estas normas, por su parte, no pueden ser el producto de uno u otro grupo de presión, sino de una maduración profunda y sabia sobre el tema, que reconozca como antecedente el consenso de la comunidad debidamente informada sobre los postulados básicos que se intenta proteger.

El camino emprendido no tiene retorno, resulta pueril pretender la eliminación de la Biotecnología en el mundo actual, pero resulta igualmente irresponsable cerrar los ojos ante esta realidad que nos supera, delegando en los científicos las decisiones que debe tomar el conjunto de la sociedad.

La supervivencia de la especie humana y los derechos de todo hombre, y de todo ser vivo, a ser único e irrepetible, a poseer un patrimonio genético inviolado y a preservar la privacidad de ese patrimonio son los valores fundamentales que están en juego.

Pincha en bioética si quieres saber algo más sobre el tema.