All Natural

Número 0
Tema: Ingeniería Genética

¿Quienes somos?


<< Volver a inicio

- Alimentos transgénicos
- Uso de alimentos transgénicos
- Riesgos para la salud
- Experimentación con animales
- Cuestiones de opinión
- Problemas económicos
- Mitos sobre la ingenieria genética

6. Reflexiones bioéticas

7. Derechos del consumidor: Etiquetado

8. Legislación

Biorremediación

Al uso de los procesos biológicos para proteger y restaurar la calidad ambiental se le ha dado el nombre de Biotecnología ambiental.

Estas técnicas se iniciaron en el siglo XIX y se continuaron en el siglo XX. Actualmente está teniendo un gran desarrollo ya que se está haciendo uso de la ingeniería genética en estos procesos.

La Biorremediación (1) es el uso de diversos organismos (fundamentalmente bacterias, hongos y diversos vegetales) para la reducción de la contaminación del aire o de los sistemas acuáticos o terrestres.

Se utiliza la biorremediación para el tratamiento de aguas residuales, para descontaminar el aire o el agua, también para limpieza de suelos que hayan recibido contaminantes.

Los contaminantes que se tratan de limpiar son fundamentalmente hidrocarburos, procedentes sobre todo del petróleo. Asimismo se trata de eliminar o neutralizar los metales pesados e incluso residuos nucleares.

Bacteria Pseudomona aeruginosa degradadota de Hidrocarburos

Los organismos que se utilizan (2) para estos fines están presentes en el medio. Tal es el caso de bacterias como Lactobacillus, Bacillus, Spirillum, Pseudomonas…o de hongos como Aspergillus, Penicillium, Candida, Mucor…

Estos organismos se han utilizado para eliminar el vertido producido en el mar o en las playas como consecuencia de mareas negras, tal es el caso de la limpieza de 10.000 m de playa del Parque Nacional de las Islas Atlánticas que sufrió los efectos de la marea negra del Prestige (3) . Este tipo de bacterias también fueron utilizadas en la limpieza de 110 millas de playa en el vertido del Exxon Valdez en Alaska en Marzo de 1989. Estas bacterias eliminan los hidrocarburos al digerirlos en su metabolismo.

Marea negra del Prestige

También existen bacterias quimioautotróficas, que actúan a pH ácidos y temperaturas elevadas, que eliminan minerales sulfurados al utilizarlos como sustrato para la obtención de energía. Estas mismas bacterias pueden utilizarse en la recuperación de fósforo y de metales asociados a óxidos, para ello ha de generarse un medio ácido, para que las bacterias puedan actuar.

Existe una bacteria llamada Geobacter sulfurreducens (4), descubierta en 1994 por el Dr. Derek Lovlely que provoca la precipitación de un gran número de metales, entre ellos algunos con radiactividad, como el Uranio, el Tecnecio y el Cromo. Esto puede permitir su uso para descontaminar aguas contaminadas con sustancias radiactivas, ya que al provocar su precipitación permite facilitar su descontaminación. Estas bacteria es especialmente abundante en ambientes anaerobios subterráneos.

Geobacter sulfurreducens

Otro tipo de bacterias se utilizan para degradar los compuestos organoclorados (5) (compuestos complejos que contienen Cloro en su composición, tal es el caso de los insecticidas DDT, Hexaclorobenceno(HCB), Ciclohexano(HCH) o de refrigerantes de transformadores eléctricos como los PCBs).

Otra técnica que está en estudio, y en algunos casos ya aplicada, es la utilización de diversas plantas para descontaminar suelos, aguas superficiales y aguas subterráneas; a esta técnica se la denomina fitorremediación (6).

Todos estos organismos son susceptibles de selección, de mejora y de manipulación mediante técnicas de ingeniería genética. Esto plantea numerosas dudas e inquietudes debido al escaso conocimiento que se tiene de las interacciones que puedan existir con los organismos modificados genéticamente, tanto entre sí como entre ellos y el medio. Debe existir un control muy estricto de estos organismos cuando han sido manipulados mediante técnicas de ingeniería genética dado que pueden competir de forma ventajosa con los organismos del medio desplazándolos, ocasionando con esto alteraciones en las redes tróficas. Asimismo existe el riesgo de que una proliferación de estos organismos pueda causar daños en las instalaciones humanas, de no existir controles, como es el caso de los depósitos de combustible, tanques de combustible, yacimientos de hidrocarburos… que puedan ser contaminados con bacterias devoradoras de petróleo.